Centro integral de tratamiento del dolor

Horario : Lunes a Viernes - 9:30 a 20:30
  Teléfono : 958 08 97 03

Una de nuestras soluciones para las hernias de disco

¿Qué es la disectomía percutánea?

La disectomía percutánea es una técnica mínimamente invasiva que permite la eliminación de hernias discales sin necesidad de cirugía abierta ni hospitalización.

Es un nuevo método utilizado para eliminar las hernias discales en la columna vertebral, tanto a nivel lumbar como a nivel cervical, sin necesidad de intervenir quirúrgicamente como se hacía hasta ahora.

El método consiste en la realización, con el paciente despierto y bajo anestesia local, de una pequeña incisión lateral para acceder al disco intervertebral que contiene la hernia de disco, con un instrumental especifico de 4mm máximo de grosor, por medio del cual, se extrae el contenido del disco. Por lo que disminuye la presión dentro del disco dañado y de esta forma se reducen todos los efectos adversos de la hernia de disco (entumecimiento, sensación de hormigueos, dolor, debilidad, etc…).

Es importante señalar que la disectomía percutánea no reemplaza a la cirugía clásica de hernias discales, es otro método que podría evitar la cirugía, y que se emplea cuando falla el tratamiento o la rehabilitación.

¿Qué ventajas tiene este método?

La disectomía percutánea ofrece muchas ventajas sobre otras técnicas:

  • La columna vertebral no es tocada directamente.
  • En ningún momento hay fenómenos de fibrosis o inestabilidad vertebral como sucede con la cirugía clásica.
  • El paciente no necesita hospitalización, o sea es ambulatoria, el enfermo ingresa en la mañana y se va en la tarde.
  • No necesita anestesia general.
  • El tiempo de reposo nunca pasa de una semana.

¿Cuándo y para quien es apropiado este procedimiento?

Cuando uno de los discos se hernia el gel de su interior se sale por lo que puede ejercer presión sobre la médula espinal y los nervios de la columna vertebral. La disectomía es apropiada cuando el paciente siente:

  • Dolor o entumecimiento en la pierna que es muy intenso o no desaparece, dificultando la realización de las tareas diarias.
  • Debilidad intensa en los músculos de la parte inferior de la pierna o las nalgas.
  • Dolor que se propaga a las nalgas o las piernas.
  • Cuando tiene problemas intestinales o de vesícula.

Siempre diagnosticada por un doctor especialista en columna vertebral.

¿Qué resultados se obtienen?

La mayoría de los pacientes que son intervenidos con este procedimiento presentan un alivio del dolor y pueden moverse mejor después de la cirugía y además, el entumecimiento y el hormigueo mejora e incluso puede desaparecer.

En el caso de las hernias lumbares, el 91% de los pacientes obtiene excelentes resultados, el 7% buenos resultados, y el 2% resultados regulares o malos, o sea que el paciente no presenta mejoras pero tampoco empeora. En el caso de las hernias cervicales el porcentaje de excelentes resultados es algo mayor, siendo del 98% excelentes resultados y tan sólo el 2% de los pacientes presenta resultados regulares o malos.

El procedimiento que empleamos se puede ver en el siguiente vídeo: