Centro integral de tratamiento del dolor

Horario : Lunes a Viernes - 9:30 a 20:30
  Teléfono : 958 08 97 03

El plasma rico en plaquetas (PRP) es una novedosa herramienta terapéutica que ha revolucionado el mundo de la medicina deportiva y la traumatología.

Plasma Rico en Plaquetas o PRP

¿En qué consiste el tratamiento de Plasma Rico en Plaquetas o PRP?

El plasma rico en plaquetas (PRP) es una novedosa herramienta terapéutica que ha revolucionado el mundo de la medicina deportiva y la traumatología debido a éxitos terapéuticos mediáticos en deportistas de élite.

Sujeto a continuo debate, el PRP se perfila en el espectro de las terapias musculoesqueléticas con múltiples cualidades que potencialmente lo hacen idóneo para su uso en la consulta de traumatología: efectividad, seguridad, fácil manejo y bajo coste. Las plaquetas poseen una gran cantidad de factores de crecimiento que son liberados localmente cuando son activadas.

El objetivo de esta terapia es favorecer, estimular o iniciar el proceso de cicatrización, regeneración o curación del tejido dañado, aplicándose localmente de forma ambulatoria o bien como complemento a una técnica quirúrgica.

¿Cómo se obtiene el Plasma Rico en Plaquetas?

El PRP se extrae de la propia sangre del paciente (autologo) y consiste en la obtención de los factores de crecimiento liberados por las plaquetas, que al aplicarse en una parte del cuerpo, estimula la producción de factores de crecimiento que intervienen en la regeneración y reparación del tejido.

Para aislar las plaquetas (separar la parte de plasma donde se encuentran), se centrifuga la sangre extraída del propio paciente.

¿Cuándo se usa el plasma rico en plaquetas?

Por las propiedades que posee, el PRP está indicado como regenerador del fotoenvejecimiento facial, para flacidez, pérdida de calidad dérmica, celulitis y alopecia.

Al ser aplicado mediante microinyecciones en las zonas que sufren más flacidez, estimula la producción de colágeno, elastina y tejido epidérmico, lo que se traduce en una piel joven, tersa y de mejor calidad.

Aparte del uso frecuente en especialidades como la estética, la terapia con PRP también puede aplicarse en traumatología deportiva en lesiones como roturas de tendones, las tendinopatías crónicas, las lesiones musculares, las lesiones focales del cartílago, la artrosis, las lesiones de ligamentos y las fracturas y pseudoartrosis.

Plasma rico en plaquetas

El plasma rico en plaquetas (PRP) es una novedosa herramienta terapéutica que ha revolucionado el mundo de la medicina deportiva y la traumatología

¿Qué resultados se obtienen?

Las plaquetas que fluyen en la sangre están repletas de factores de crecimiento, éstos tienen la capacidad de acelerar la reparación de los tejidos. Por lo tanto, la aplicación de elevadas concentraciones de plaquetas genera procesos de reparación y restauración celular.

Este método, aplicado a la estética, libera los factores de crecimiento responsables de estimular de forma natural la producción y regeneración de colágeno, elastinas y demás componentes de la piel y permitirá, con el paso de los días, observar cambios químicos y estructurales en la dermis, que se traducen en una piel más joven, tersa y vital.

En general existen dos respuestas, el primer efecto aparece a los dos días aproximadamente y es el aumento de luz en la piel, y la mayor tersura. Y a los 20, 30 días, aparece el aumento de tensión y la mejoría en manchas y flaccidez.

Después de la aplicación el paciente puede tener una respuesta inflamatoria en el lugar donde se colocó la sustancia. Esta inflamación puede generar molestias en los días posteriores que son normales, ya que es justamente esa respuesta inflamatoria la que permite que los tejidos se regeneren.

¿Qué beneficios tiene este procedimiento?

  • Este procedimiento es completamente natural ya que al utilizarse la propia sangre del paciente no posee efectos secundarios, ni riesgos de respuestas alérgicas o de rechazo.
  • Esta técnica no tiene límites de edad para ser usada.
  • No se generan marcas, ni cicatrices, ni se debe guardar reposo.
  • Después del tratamiento, el paciente puede reincorporarse a sus actividades laborales, sociales o deportivas sin problema.
  • Es un procedimiento ambulatorio, por lo que no tiene riesgos involucrados.

Por último, el 95 % de los pacientes se manifiestan satisfechos con las mejoras que el tratamiento rico en plaquetas ha provocado en su salud.