Centro integral de tratamiento del dolor

Horario : Lunes a Viernes - 9:30 a 20:30
  Teléfono : 958 08 97 03

Lumbalgia y dolor de espalda

Lumbalgia y el dolor de espalda

¿Qué es la lumbalgia?

La lumbalgia es un síndrome músculo-esquelético caracterizado por un dolor focalizado en la espalda baja (zona lumbar). Este dolor se produce por la distensión o inflamación de los músculos lumbares, vertebras, tendones o articulaciones próximas.

La lumbalgia también puede deberse a una alteración de las estructuras que forman la columna lumbar. Así, la degeneración del disco vertebral, que evita el contacto directo entre las vértebras de la columna, la artrosis en las vértebras lumbares, la osteoporosis o una alteración de las curvaturas normales de la columna son causas frecuentes del dolor lumbar.

Este dolor se origina por distintas causas, siendo las más comunes el estrés, el sobre-esfuerzo físico y las malas posturas al caminar o sentarse. Por otro lado, una práctica deportiva sin un entrenamiento adecuado puede también producirla y en el caso de las mujeres, se puede provocar o agravar con el ciclo menstrual.

Lumbalgia y dolor de espalda

La lumbalgia afecta a ocho de cada diez personas en algún momento, a lo largo de su vida.

¿Qué tipos de lumbalgias hay?

Aunque la lumbalgia es extremadamente común, sus síntomas y su gravedad pueden variar mucho.
La lumbalgia puede ser según la duración, aguda (menos de 4 semanas), subaguda (entre 4 y 12 semanas) y crónica (más de 12 semanas).
Los procesos lumbares pueden ser de distintas maneras:

  • Lumbalgia aguda sin radiculitis: Dolor de naturaleza lumbar de aparición inmediata, que se puede extender por la extremidad inferior. Es producida por una torsión del tronco o un esfuerzo de flexo-extensión.
  • Compresión radicular aguda: inflamación de una raíz nerviosa, en un 90% causada por hernia discal.
  • Atrapamiento radicular: irritación de la raíz nerviosa por el desarrollo de procesos degenerativos (espondilosis).
  • Claudicación neurógena: debido a un dolor muscular de naturaleza nerviosa.

¿Cuál es nuestro tratamiento?

Lo más importante en el tratamiento de la lumbalgia es identificar la causa que lo produce, por lo que aconsejamos acudir al médico lo antes posible.
Una vez identificado el problema, en nuestra clínica realizamos tratamientos no invasivos, donde combinamos la terapia manual y nuestro inductor de analgesia Physicalm (http://www.sinmasdolor.com/physicalm) para tratar esta patología. Gracias a nuestros especialistas y a nuestro inductor de analgesia, logramos reducir la contractura muscular relajando la zona implicada, consiguiendo un resultado antiinflamatorio en la raíz nerviosa irritada y producimos un efecto analgésico, todo ello para reducir el dolor hasta hacerlo desaparecer y devolver la funcionabilidad a la zona.

Para prevenir la lumbalgia y disminuir el dolor, nuestros médicos aconsejan evitar los movimientos bruscos, adoptar buenas posturas, evitar el sobrepeso y la obesidad. También recomiendan realizar ejercicio de forma regular y calentar antes, siendo los deportes aeróbicos, como la natación, y ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de determinados músculos, como hacer inclinaciones pélvicas y flexiones abdominales, los más adecuados.
Nuestros especialistas también aconsejan evitar estar de pie o sentado durante períodos prolongados, dormir en una posición cómoda sobre un colchón firme y aprender a levantar los objetos correctamente (doblar suficientemente las rodillas, de manera que los brazos se encuentren al nivel del objeto que va a ser levantado).