Centro integral de tratamiento del dolor

Horario : Lunes a Viernes - 9:30 a 20:30
  Teléfono : 958 08 97 03

Artrodesis lumbar percutánea

¿Qué es la artrodesis precutanea?

La artrodesis de la columna vertebral consiste en la sujeción de dos o más vértebras mediante fusión (“soldadura”) del hueso de las mismas.

La artrodesis percutánea consiste en la colocación de tornillos y barras de titanio en la columna sin necesidad de realizar un proceso convencional de cirugía abierta, es un proceso mínimamente invasivo, de esta forma estabilizar la columna y solucionar la patología del paciente.

La inserción de los tornillos transpediculares y sus barras de conexión, la realización de una microdiscectomína o el recalibraje de una canal espinal estenótico, la inserción de cajas intersomáticas tipo TLIF, la corrección de una deformidad en pocos segmentos en cualquiera de los tres planos, son técnicamente realizables en el paciente adecuadamente seleccionado, con la combinación de abordajes percutáneos y abordajes miniopen, con el apoyo fundamental del microscopio quirúrgico y del endoscopio. Todo el proceso quirúrgico se supervisa mediante control radiológico, que permite conocer en todo momento la situación de los implantes insertados.

¿Qué ventajas tiene este método?

El concepto de cirugía espinal mínimamente invasiva implica como condición principal conseguir los mismos objetivos que en una cirugía abierta con las mínimas contrapartidas negativas (no incremento excesivo del tiempo de anestesia, ni de intervención etc), aportando las ventajas inherentes al mejor trato de los tejidos, para no lesionar estructuras funcionalmente sanas.

El paciente se beneficia de mantener las estructuras musculares íntegras y sanas, de un postoperatorio más cómodo con una menor estancia. El tiempo de fusión vertebral es el mismo que en una cirugía abierta y las recomendaciones postoperatorias son similares.

¿Para qué pacientes es adecuado este procedimiento?

Es una opción quirúrgica en los casos de inestabilidad raquídea, espondilolistesis ístmica y/o degenerativa, artropatía facetaria, inestabilidad post-operatoria, recidiva de hernia discal y escoliosis degenerativa.

Aunque la artrodesis percutánea está indicada para todas las franjas de edad, es más fácil su empleo en personas jóvenes que sufren inestabilidad vertebral por haber padecido tumores o por lesiones de hernia discal derivadas de traumatismos.

En mayores, momento en los que la inestabilidad vertical se debe a un proceso degenerativo, está más presente a partir de los 40 o 50 años, es necesario que el paciente no tenga osteoporosis u otros procesos que impidan un correcto seguimiento radiológico durante la intervención, para tener una buena visualización de los pedículos.

¿Qué resultados se obtienen?

La conclusion de los últimos resultados de los estudios, confirman que la fusión de la articulación sacroilíaca mediante estas técnicas usando sistemas minimamente invasivos constituye un método seguro y eficaz para tratar a pacientes con dichas patologías.

El denominador común de muchos de los pacientes que se someten a este procedimiento es que sufren de inestabilidad vertebral, definida como pérdida o reducción de la integridad mecánica de un segmento móvil de la columna vertebral.

Esta pérdida de movimiento se manifiesta con síntomas, como el dolor o síntomas neurológicos cuando se aplican cargas al segmento lesionado.

Por lo que el objetivo principal de la artrodesis lumbar, es minimizar o eliminar la movilidad del segmento que sufre la inestabilidad, para así conseguir aumentar la capacidad de carga y eliminar, por tanto, el dolor.